deutsch
     english
castellano
Inicio
Clubes
Interactividad
Trasfondo
Arsenio Erico
Delfín Benítez
Gilberto Penayo
Manuel Fleitas Solich

Arsenio Pastor "Saltarín Rojo" Erico Martínez

Arsenio Pastor "Saltarín Rojo" Erico Martínez

*30.03.1915 (Asunción, Paraguay)
†23.07.1977 (Castelar, Argentina)

Etapas

1931–1932: Nacional (Paraguay)
1933–1946: Independiente (Argentina)
1947: Huracán (Argentina)
1947: Nacional (Paraguay)

Títulos obtenidos

1938: Meister mit Independiente
1939: Meister mit Independiente

Historia de su vida

Arsenio Pastor Erico Martínez fue una de aquellas personas destinadas a triunfar en la vida. Su enorme talento futbolístico destacó ya desde Arsenio Erico
Am Ball ein Künstler
el principio de su carrera y no hubo ninguna duda de que iba a ser una estrella en el fútbol paraguayo. Fueron la manera de ser del joven Arsenio y las circunstancias en las se volvió fútbolista que llevaron el pa'i Pérez (el pa'i es la máxima autoridad religiosa en una comunidad de indígenas guaraníes) a presagiar que sería el mejor futbolista paraguayo.

Rápidamente, Arsenio pasó de las canchas chiquitas al fútbol profesional. Él ha sido el primer paraguayo Arsenio Erico
Erico auf em Titelblad des
argentinischen Fussballmagazins
'El Gráfico'
cuyo camino lo llevó al fútbol internacional. Más adelante, siguieron su ejemplo jugadores como Juan Angel Romero, Cayetano Re y Eladio Zárate.

Fue en 1932, durante una gira de partidos amistosos en Argentina, cuando por primera vez atrajo la atención de un público más numeroso, por sus goles, su potencial futbolístico y su extraordinario físico. Lo que más causó admiración en la gente fue, sin embargo, su forma de ser.

Así, su transferencia al tradicional club Independiente de Buenos Aires no tardó mucho y el delantero centro paraguayo se incorporó a uno de los legendarios once de la historia del fútbol argentino. La delantera compuesta por él, Vicente de la Mata y Antonio Sastre, anotó un total 556 goles en los 13 años jugando por Independiente. Arsenio Erico
Arsenio en los años 70
En ese entonces, la prensa argentina inventó cada apodo pintoresco intentando describir su juego: "Saltarín Rojo", el "Hombre de Goma", el "Paraguayo de Oro" o simplemente el "semidios", para citar algunos. Años después de su retiro ya, en el estadio de Independiente, todos le rendieron homenaje gritando Arsenio Erico
Erico junto a
Saturnio
Arrua
"Paraguay... Paraguay...", algo que no se puede valorar demasiado tomando en cuenta la enorme rivalidad que existe entre los dos paises, y no solamente en el ámbito del fútbol.

Para Alfredo Di Stéfano, Erico fue indudablemente el mejor. De la misma manera se expresaron la leyenda brasileña Leonidas o también Benítez Cáceres del Boca Juniors. Fue en un evento en homenaje al jugador organizado por la Asociación del Fútbol Argentino y la Asociación Paraguaya de Fútbol que el presidente de la AFA se lamentó que Erico no había sido argentino, mientras que que también hizo recordar el monto ridículo que se había pagado para la transferencia de Erico en aquel entonces: 2000 pesos.

Hasta la fecha, en sudamérica, el nombre de Arsenio Erico es sinónimo tanto para goles como también para una profunda pasión por el fútbol.

© 2006 by Niels-Oliver Walkowski – contact@albigol.comhttp://nowalkowski.jojuhu.com